Células madre

La materia prima de nuestro cuerpo son las células madre, a partir de estas células se generan todas las demás células con funciones específicas y especializadas. Bajo las condiciones idóneas las células madre se dividen para formar más células conocidas como “células hijas”.

Este tipo de “células hijas” se transforman en células madre (auto renovación), algunas otras en células especializadas (diferenciación) con una función y objetivos específicos como son las células sanguíneas, células cerebrales, células del músculo cardiaco o células óseas. En el cuerpo no existe ningún otro tipo de células con la capacidad natural de generar nuevos tipos de células.

Cada célula dentro del cuerpo, incluyendo las células madre, incluyen la misma información genética. Excepto las células especializadas como las del corazón, pulmón, riñón, piel o huesos, etc. Estas solo acceden a la información genética que le corresponde a su tipo de célula. En otras palabras, al especializarse, estas células apagan toda la demás información genética y no pueden volver a acceder a ella. En cambio, una célula madre tiene un ilimitado acceso a todo el catálogo de nuestro genoma.

No solo tienen la capacidad de diferenciarse y regenerar células, órganos o tejidos dañados, además, expresan proteínas llamadas “mensajeros celulares”, que viajan directo al torrente sanguíneo y desatan una cascada de señalización hacia todos los órganos y células del cuerpo, reforzando el sistema inmune, la respuesta inflamatoria y activar los mecanismos de regeneración naturales del cuerpo.

Este tipo de proteínas liberadas por medio de exomas, son las responsables de la mayoría de efectos terapéuticos de las células madre a nivel sistémico.

En Proviquer aplicamos por múltiples vías como; intraarterial, intratecal, dérmica e intravenosa. Cada aplicación depende sobre todo del tipo de padecimiento u objetivo que se quiera lograrse.

 

Las células mesenquimales se obtienen del endometrio, tejido que se renueva cíclicamente de manera natural. Son separadas del tejido y se llevan a cultivar en un laboratorio de acuerdo a las especificaciones de las Normas Oficiales Mexicanas y todos los lineamientos de COFEPRIS. El resultado es un producto universalmente compatible y un contenido aproximado de 5 y 200 millones de células troncales mesenquimales, esto depende de la dosis requerida, los tipos de aplicaciones y la recomendación del médico tratante.

Así certificamos que nuestros productos estériles y aptos para el uso humano vía intraarticular, dérmica o aplicación dérmica.

Pregunta por nuestros tratamientos especializados.

You may also like

Leave a Reply

Open chat